“El amor sigue estando, va a estar siempre”

Cuando filmaron El desafío -la película que se estrena el jueves 29-, Rocío Igarzábal y Nicolás Riera eran novios, estaban enamorados y tenían proyectos juntos. Ahora, que pasó un año y toca hacer la promoción, ya no son pareja. Es más: hace cuatro meses que no se ven, ni se hablan. El lunes se reencontraron en una pizzería de Belgrano? “hola, sí, qué tal, todo bien” y a enfrentar a la prensa.

Después de comer una ensalada, Rochi y Tacho se disponen a hablar con Personajes.tv. No tienen reparos, están dispuestos a contestar cualquier pregunta. Ella, preciosa, bronceada, recién llegada de México, se muestra más solícita. El, más cansado. Sin embargo, los dos charlan, se miran y responden como chicos bien educados.

-¿Cuánto tiempo pasaste en México?

-Rocío: Me fui el 26 de septiembre y volví el sábado. Casi cuatro meses.

-¿Qué te pasó?

-Rocío: Siempre tuve ganas de viajar y nunca lo había hecho como se debe. Justo tenía el tiempo para hacer, estaba en una etapa para cultivar todo eso y dije “bueno, es ahora”.

-¿Por qué aceptaron filmar una película juntos?

-Nicolás: Porque trabajamos bien juntos. Todos los proyectos en los que estuvimos, sólo fuimos pareja en Dulce amor. En Casi Angeles y en Taxi, tampoco.

-Pero cuando los convocaron y les dijeron “son la pareja ideal, son Barbie y Ken”… ¿no dudaron?

-Nicolás: Es que no nos dijeron así, si nos hubieran dicho eso quizás no aceptábamos. Nos mandaron el guión, se mostraron interesados en que lo hagamos… Los dos teníamos ganas de hacer cine. Era una propuesta que nos cerraba por todos lados. ¿Ibamos a decir que no?

-Rocío: Ya habíamos laburado juntos como pareja y sabíamos que la química, el profesionalismo y el disfrute para trabajar juntos estaban.

-¿Pensaban en qué podía pasar si no seguían juntos como ocurrió?

-Nicolás: Es que creo que nuestra generación ya no maneja la idea de “para toda la vida”. Se perdió el “para siempre”. Quizás no del todo porque hay mucha gente que se casa, pero sabe que se puede terminar. ¿Viste que ahora se hacen muchos acuerdos prenupciales? Si creen que es para toda la vida, ¿para qué lo hacen? Yo cuando estoy en pareja es porque estoy bien ahí, en ese momento. Cuando no va más, no va.

-¿Cuándo cortaron la relación entre ustedes?

-Rocío: Cuando yo me fui de viaje.

-Nicolás: Me dejó.

-Rocío: ¡No! Fue un acuerdo mutuo. Yo tenía ganas de viajar y él quería que yo viva la experiencia con la cabeza y el corazón allá, a pleno. Fue una decisión que estuvo buena para que cada uno pudiera reconocer lo que quería.

-Fuiste valiente.

-Rocío: Puede ser, pero es como dijo él, tal vez nos enfocamos más en vivir el momento. Yo siempre fui una mina que buscó mucho para adentro, más allá de lo que me pasaba para afuera. Me doy cuenta posta de que nada es para siempre, que todo es para aprender y para crecer.

-¿Qué sintieron cuando se vieron en la película?

-Rocío: Yo no la vi.

-Nicolás: Yo sentí que se ve justo lo que vende el afiche. Te lleva a ese amor de verano, a ese clima… Ese momento en que volvés de la costa y estás enamorado porque conociste a alguien.

-Es muy ideal lo que pasa en la película, ¿sus vidas son así de perfectas?

-Rocío: Cada uno tuvo sus procesos, no hubo peleas entre nosotros.

-Nicolás: Esas cosas nos pasaron más con otras relaciones, no entre nosotros.

-¿Por qué nunca terminaban de admitir que eran novios?

-Nicolás: Porque está bueno preservar la intimidad.

-Rocío: No nos enfocábamos en eso.

-Nicolás: Si lo hacés, las notas pasan a ser de tu vida, más que de tu laburo.

-Hay parejas de actores que cuentan sus cosas y no se deja de hablar de su trabajo por eso. Echarri y Dupláa, por ejemplo.

-Nicolás: Sí, pero ¿cuántos Echarri hay? Es difícil lograrlo.

-Rocío: En ese momento estábamos laburando juntos y queríamos cuidar eso. Yo nunca fui de hablar de mis novios, ni de exponer eso.

-Tenés 25 años, ¿tantos novios tuviste?

-Rocío: Tuve mis historias, sí, pero igual nunca lo negamos, simplemente lo esquivábamos.

-¿Los siguen convocando para trabajar juntos?

-Nicolás: Ella se fue de viaje, así que mucho no nos están convocando.

-Rocío: Yo entré en un parate.

-¿La extrañaste?

-Nicolás: La extrañé, sí.

-¿Se van a reconciliar?

-Rocío: No. No sé, es muy difícil hablar de estas cosas.

-No las hablaron entre ustedes, me parece.

-Nicolás: No, nos acabamos de ver. Hace cuatro meses que no hablamos.

-¿No chatearon tampoco?

-Nicolás: Nada.

-Rocío: Muy poco. Era “hola, cómo estás, cómo está el día y chau”. Tenemos que tener una charla de tres días ahora.

-¿Por qué no mantuvieron contacto online?

-Nicolás: Porque si no no te desconectás. Y la idea era esa. Ella en la suya, yo en la mía.

-¿Trabajaste en México?

-Rocío: Trabajé con una banda de música, pero muy relajado. No hice ningún trabajo como los de acá, por eso ahora quiero volver y ver qué puedo hacer en ese sentido. Estuve en Playa del Carmen, en Tulum… No fui al DF, estuve sólo en la Riviera Maya. Me fui con una amiga y allá cada una hizo su viaje.

-¿Por qué te fuiste en medio de una carrera ascendente?

-Rocío: Sentía que había algo que no estaba como yo quería. A nivel laburo y a nivel experiencia.

-¿Vos no tenías ese proyecto, vos querías quedarte?

-Nicolás: Sí. Yo estaba con cosas acá, estuve estudiando con Julio Chávez y armando una banda. No era mi proyecto de vida irme de viaje.

-¿Tenés novia?

-Nicolás: No.

-¿Vos? ¿Tenés un novio mexicano?

-Rocío: No, no. Los mexicanos con las argentinas se vuelven locos. Por eso a las mujeres les cuesta menos conseguir trabajo allá, de lo que sea. Los hombres en México van a donde hay chicas lindas. Si querés que te suba la autoestima, te vas a caminar a la calle principal y te van piropeando todo el tiempo. Está bueno. Pero tener un novio mexicano sería muy complicado. Quiero volver pero no por eso, quiero seguir conociendo y tengo proyectos allá. No me voy a quedar en la Argentina.

-¿Se terminó el amor entre ustedes?

-Rocío: No, para nada.

-Nicolás: Se terminó todo el resto, menos el amor.

-Rocío: Siempre vamos a estar para el otro si lo necesita. No somos de esas parejas que cortan y nunca más se quieren volver a ver. El amor sigue estando. Va a estar siempre.

Fuente: Por Fernanda Iglesias/La Nación/GDA

Foto: Gerardo Viercovich

Anterior:

¿Qué dijo Matt Healy de su supuesto romance con Taylor Swift?

Siguiente:

¿Qué harán juntas Ariana Grande y Lea Michele

Noticias relacionadas

Deja un comentario